Blog de ElTemploDelConocimiento

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Ondas WTF

Escrito por ElTemploDelConocimiento 08-02-2018 en NWO. Comentarios (0)

Quizá haya oido hablar de las peligrosas ondas WIFI que pueden acarrear daños severos en nuestro organismo y a las que, desgraciadamente, estamos expuestos. ¿Qué pensaría ahora si le digo que hay otro tipo de ondas, con las que le irradian todos los días, y de las que usted, probablemente, no haya oído hablar?

Esas ondas existen y son las ondas WTF.

Las ondas WTF (Wide Transfer Frequencies), son unas ondas de baja frecuencia desarrolladas en secreto por los EEUU hace ya 10 años. Estas ondas no tienen un propósito claro, aunque las intentan camuflar como ondas que se utilizan para el intercambio de archivos. No obstante recientemente, el doctor Edward Group, fundador del Global Healing Center (un grupo pionero en medicina natural y alternativa) descubrió que estas ondas tenían otro propósito. El de mantenernos cansados para que así, seamos más fáciles de manipular.

Estas ondas producen distintos síntomas que se pueden confundir fácilmente con los de otras enfermedades. Los síntomas conocidos son: dolores de cabeza, cansancio, dificultad para dormir, dolor muscular e irritabilidad. Aunque pueden producir daños más severos a largo plazo, como cáncer. Es el caso de Juan José Romagosa, natural de Teruel y que reside en Madrid cerca de la base estadounidense que ahí se encuentra.

Juan José Romagosa antes del accidente.


A Juan le salieron grandes tumores por todo el cuerpo y culpa de ello a las ondas WTF. "¡Es todo culpa de esos malditos americanos!" Afirma. "Trageron aquí sus ondas cancerígenas y miren como estoy."

Juan, tiene el cuerpo cubierto de deformidades severas, y ha sido apodado el hipopótamo por sus vecinos debido a ellas.

"Solo ha hecho falta un año para que yo esté así, me han arruinado la vida." afirma apenado.

Una vecina también afirmó que se mudaba lejos de la base. "Ya no podemos estar seguros aquí" dice.

El de Juan no es el único caso, ya que desde los años 60 se llevan observando casos similares cerca de Kansas y, más recientemente, desde los 90, por Bangladesh.

Las ondas WTF se desarrollaron en una base secreta estadounidense al oeste de Kansas en 1957, como parte del proyecto MK Ultra, el objetivo de su desarrollo era el control mental de los sujetos expuestos a ellas. Aunque no se tienen datos de si las ondas son efectivas en dicha función, no podemos descartar que así sea.

La base del mk ultra en la actualidad.

Dicha base secreta fué abandonada, por lo que investigadores independientes se acercaron a ella a investigar. No pudieron encontrar datos de ninguno de los experimentos que se llevaban a cabo en ella, pero se encontraron bastantes antenas y pequeños aparatos similares a routers etiquetados como "WTF". Intentaron restaurar dichos aparatos, pero el esfuerzo fué en vano ya que la circuitería interna estaba quemada, quizá como parte del experimento o quizá para que nadie puiera reproducir esos modelos.

Hoy en día estas ondas siguen activas, y son peligrosas.

Ahora cabe preguntarse... ¿Por qué la CIA dejaría parte de sus experimentos a simple vista de cualquiera en una base abandonada? ¿Fué un despiste, o... quizá querían que fueran encontrados?


Codex Alimentarius

Escrito por ElTemploDelConocimiento 08-02-2018 en alimentos. Comentarios (0)

Alimentos


Tal vez si le digo que imagine un mundo en el que ningún producto puede ser sancionado por su origen, un mundo en el que es imposible saber si un alimento es orgánico o esta genéticamente manipulado, un mundo en el que desconoceremos si el alimento que adquirimos esta libre de hormonas o esta inflado de ellas, un mundo donde las plantas medicinales serán prohibidas, me tome por un loco. Pero ese mundo imaginario dista de ser una invención. Es el mundo en el que vivimos.

 Se ha implantado el llamado Codex Alimentarius, o Código Alimenticio por parte de 27 comisiones especializadas, este elenco de cerebros, trabaja a bajo los auspicios de la Organización Mundial del Comercio y de la Organización para la Agricultura y la Alimentación. Una nueva forma de volvernos ignorantes.

 El Codex Alimentarius significa que la procedencia y el contenido de los alimentos son un completo enigma para el consumidor. Esto es especialmente claro en los productos más básicos como los cereales. La empresa Kellog's fué la primera en introducir esta perversa forma de etiquetado en sus cereales choco krispies, poniendo así un velo sobre los ojos de millones de padres que alimentaban a sus hijos con vayan ustedes a saber qué químicos.

El investigador independiente Ian Crane, tenía una dilatada experiencia de 25 años en empresas internacionales en el departamento de Recursos Humanos, no obstante, en la cúspide de su carrera, dejó un futuro brillante para convertirse en uno de los principales investigadores de los acontecimientos del 9/11 y su repercusión geopolítica, asimismo, se dedica al estudio mitológico de la cultura Maya.

Ian afirma que “sin lugar a dudas existe un complot” por parte de las principales empresas farmacéuticas y de alimentos para convertir el sistema Codex en un modelo internacional, el pensamiento industrial esta totalmente desprovisto de de humanidad y compasión, el objetivo es incremento del resultado de beneficios por encima de leyes, ética y moralismos. Quieren controlarnos a partir de los alimentos.

Del mismo modo, Ian (muy inteligentemente) afirma rotundamente que desde que un nuevo ser humano es concebido hasta su muerte, esta persona es un mero objeto consumidor al que hay que instar a que deje todos sus ingresos en pro de la mejora de las acciones industriales de ciertas corporaciones. Y así tenerlo controlado.

Despertemos ante esta ignorancia inducida, la “analfa-alimentacion” esta nueva contraofensiva del lobby de la industria farmacéutica y de la industria alimenticia tiene como único objetivo aumentar la tasa de beneficios… y, muy probablemente, fines mucho más oscuros que solo alcanzamos a imaginar.

La ignorancia debilita. Despertad.